El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Islas Marquesas


Las islas Marquesas, a 1.400 km. al NE de Tahiti (y 500 del atolón más cercano de las islas Tuamotu), no son la parte más popular de Polinesia. Son islas hechas más bien para aquellos que gustan sobre todo de la historia, y del arte y la cultura.

El archipiélago se compone de 15 islas, 6 habitadas. Son islas macizas, de origen volcánico, que carecen de la protección de un arrecife de coral y son de difícil acceso. De orografía montañosa, cada valle está separado de los demás (lo que dificulta la comunicación). El archipiélago no se ve afectado por ciclones, y la temperatura es algo más alta que en Tahití.

Fueron el primer archipielago de Polinesia Francesa en ser habitado, hacia el año 300-600, d.C., por gente que provenía de Samoa; de ellos importaron probablemente sus prácticas caníbales, que perduraron hasta bien entrada la primera mitad del siglo XIX. De aquí, un poco más tarde, colonizaron los otros archipiélagos de Polinesia Francesa y Hawaii y Nueva Zelanda.

Las islas Marquesas fueron 'descubiertas' en 1595 por el español Alvaro de Mendaña, que las llamó así en honor de la esposa del virrey del Perú. Cook hizo una breve visita en 1774, en su segundo viaje.

En el siglo XIX la población de las islas Marquesas se redujo alarmantemente, por diversos factores; incluso su cultura estuvo a punto de desaparecer; hoy en día, sin embargo, la población tiende a restablecerse. Las islas hacen honor de una cultura especial que hay que preservar.

De las 15 islas del archipiélago, divididas en dos grupos, sólo 6 están habitadas, aunque no en exceso: la población total es de algo más de 8.600 habitantes.

En el grupo Norte, se encuentran las islas de Nuku Hiva, la capital, Ua Huka y Ua Pou. En el grupo Sur, Hiva Oa, Tahuata y Fatu Hiva.

Las Islas Maruesas poseen un lenguaje propio -el marquisiano- (ver IDIOMA) distinto del tahitiano, y unas danzas diferentes de las de las Islas de la Sociedad.

El festival de las Islas Marquesas, símbolo del resurgir cultural de las islas, destinado a promover y salvaguardar la cultura local de diversas maneras (cantos, danzas, arte, gastronomía, etc.), se celebra cada cuatro años alternativamente en una de las tres islas más pobladas del Archipiélago (Nuku Hiva, Hiva Oa y Ua Pou). Cada festival da lugar asimismo a restauraciones de sitios arqueológicos.


NUKU HIVA

La isla de Nuku Hiva (340 km2, 2.660 hab.), 'descubierta' en 1791 por el americano Ingraham, es la isla más alta del grupo norte, y la mayor del archipiélago. De forma más o menos trapezoidal, formada por dos volcanes, su máximas cotas son el monte Tekao (1.224 m.) y el Muake (864 m.), al S, que domina Taiohae, la capital (y de todo el archipiélago). Al E, está el valle de Taipivai (VER LITERATURA), y, cerca, el sitio arqueológico de Paeke. Al NE, se encuentran las bahías de Anaho, y Hatiheu; cerca, los sitios arqueológicos de Hikokua y Kamuihei han sido restaurados, para reflejar la ancestral cultura marquisiana. Al NO se encuentra el aeropuerto, y al SE, al fondo del valle de Hakaui, la cascada de Ahuei, de 350 m. de altura, la mas alta de Polinesia.


HIVA OA

La isla de Hiva Oa (320 km2, 2.010 hab.), 'descubierta' en 1.595 por el español Mendaña, tiene una forma como de anzuelo al revés; la capital es Atouna, al S (donde Paul Gauguin y Jacques Brel pasaron sus últimos días), junto a la espléndida bahía de Tahauku, conocida con el sobrenombre de Bahía de los traidores. Al NE se halla Paumau, y, cerca, el célebre sitio arqueológico de Lipona, uno de los más importantes vestigios arqueólogicos dejados por la antigua cultura marquisiana, con los tikis más grandes de Polinesia.



El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player